“Los hombres huyen de las madres solteras porque creen que buscamos un padre para nuestros hijos”

Chica soltera - 391209

Su historia y su lucha es la de las miles de madres solteras en España una de cada diez familias es monoparental que cada día luchan por sacar adelante no sólo a sus hijos, sino su propia vida personal y profesional. Las barreras para encontrar el amor o un trabajo que permita conciliar y llegar a fin de mes son sólo dos de los grandes retos a los que se enfrentan superheroínas como Lorena cada día. Lorena Santamaría Vitoria, soñaba con ser madre desde bien pequeña. No sospechaba el giro que daría su vida justo un mes después.

406 Comentarios

Razones por las cuales hombres jóvenes se enamoran de mujeres mayores Cualquiera se sentiría atraído por una mujer madura, sensible, paciente e inteligente, sin atañer la edad. Mientras una mente joven divaga, una mente madura proporciona equilibrio a una relación. Son conscientes de sus necesidades, deseos, deficiencias y tienen una mejor comprensión de lo que un compañero puede desear. Las mujeres mayores aportan un sentido de apertura, madurez y paciencia que son vitales para que cualquier relación prospere. Exigido a la experiencia y la época, ofrecen mucho para una relación, y es por eso que hoy en día muchos hombres jóvenes se sienten atraídos por las mujeres mayores. Comprenden que ambos necesitan trabajar arduamente y respetar el espacio que divide sus vidas profesionales y personales. Difícilmente se producen malentendidos con respecto a asuntos financieros porque tanto en la relación ganan y tienen la misma dictamen en todos los asuntos. Son mucho experimentadas Dado que las mujeres mayores son las que han entrado en la tercera, cuarta o quinta decenio de su vida, seguramente tienen mucha experiencia en lo que respecta a las relaciones, las citas, el guión íntimo, etc.

La edad ideal

Esta es su historia. Nunca me surgió la oportunidad de tener relaciones sexuales o íntimas así que fui doncella hasta los treinta y muchos. Denial sé qué tan inusual sea, empero a mí me daba vergüenza y me sentía estigmatizado. Era una andoba terriblemente tímida y ansiosa, pero denial estaba aislado. Siempre tuve amigas empero nunca fui capaz de trasladar esas relaciones al plano íntimo. En el colegio, estaba rodeado de chicas empero nunca hice esos avances que probablemente sea normal que uno haga. Cuando llegué a la universidad, ya tenía un patrón definido: asumía que denial iba a acostarme con nadie. Si pasas tu adolescencia y juventud fault salir con gente, careces de esas pruebas que hacen que te digas a ti mismo: Sí, puedo gustarle a otros por mi apariencia física: he tenido tal y tal novia