Visor de obras.

Conocer viuda será - 737427

Si nadas en placeres, toca a tu preocupación de viuda el no apegar el corazón, para que no se corrompa y muera entre ellos ese corazón, que debe estar en alto para vivir. Ya te he explicado quién debes ser para orar. Ahora oye lo que has de orar, objeto principal de tu consulta, pues te impresiona lo que dice el Apóstol: No sabemos lo que hemos de pedir, como conviene Temes que pueda causarte mayor perjuicio el orar como no conviene que el no orar. Puedo decírtelo todo en dos palabras: pide la vida bienaventurada.

Gaceta No. 97 - Universidad Veracruzana

En mis tiempos era inconcebible que una mujer llegara con experiencia al boda, a menos que fuera viuda o divorciada. Viudas las había en abundancia; las divorciadas se podían contar cheat los dedos de una mano al persignarse. A la novia se le exigía ser virgen, aunque el galán no fuera precisamente un San José. Y es que tampoco se podía concebir que un hombre llegara a la noche de bodas sin los conocimientos necesarios para iniciar a su mujercita en los misterios de la vida conyugal.