Del olvido a la memoria 1: africanos y afromestizos en la historia colonial de Centroamérica

Como se dice - 856242

La instalación de estos estudios ha sido un largo camino de preguntas, debate, reflexión y demostración de la importancia que adquiere el conocimiento específico de las mujeres que han conformado históricamente la mitad de las sociedades que hemos producido y reproducido los seres humanos para nuestra existencia. En este proceso de producción y reproducción, como lo expresa Georges Duby: Lo que importa es la reproducción no sólo de los individuos, sino del sistema cultural que une a éstos y ordena sus relaciones. Sin embargo, toda ideología tiene su historia; las ideologías se combaten y se transforman, arrastradas por un movimiento indisociable que lleva aparejada la evolución de la cultura material Para los estudios coloniales, un gran problema que se nos plantea es la calidad y cantidad de fuentes que disponemos. El testamento era uno de los pocos instrumentos legales en que la mujer no necesitaba autorización del marido para hacerlo. A través de un caso, el testamento de la marquesa de Piedra Blanca y Guana, podemos analizar la relación social que ella establece con personas e instituciones en la sociedad en que ella vive. Por lo significativo del legado de su herencia, suponemos que su rol social fundamental tuvo relación con la religión y las instituciones de ésta.

Collectivité auteur : UNESCO Office San José

La consideración de las mujeres como inferiores siempre ha estado presente en la mayoría de las culturas y sociedades, pero cuando entran en juego otros factores, como la etnia, son consideradas doblemente inferiores. La llegada de los colonos al Nuevo Mundo tras su descubrimiento hizo que las mujeres indígenas fueran entregadas a los hombres blancos como esclavas, para formar parte de su propiedad. La naturalidad indígena, es decir, la desnudez, fue vista por los hombres blancos como símbolo de la pureza divina, pero, dentro de una dominante mentalidad católica, estaba relacionada con el pecado, y se consideraba una forma inmoral y prohibida de mostrar su cuerpo y su sexualidad.

Personne auteur : Cáceres Gómez Rina

Cobro. Tengo sitio. Necesito entrever que. Me follas, pido y doy mucha discreción.